Argentina tercera del IberoAmericano de Atletismo en Río de Janeiro 2016

Argentina tercera del IberoAmericano de Atletismo en Río de Janeiro 2016

Pasó una edición más de los campeonatos IberoAmericanos de Atletismo, esta vez con el condimento especial que se llevaron a cabo a ochenta y tantos días del comienzo de los Juegos Olímpicos de Rio 2016, y no solo fue una cuestión de fechas la proximidad, sino que el escenario también ya que las competencias se desarrollaron en el mismísimo estadio Olímpico, el que durante el mes de agosto acogerá las competencias de atletismo de los JJOO.

Por este motivo se utilizó esta competencia como “Evento Test” para ultimar detalles y probar todo antes de la gran cita. Y para esto fue que se invitó a atletas de países por fuera de la competencia IberoAmericana.

En líneas generales fue un campeonato muy bien organizado y sin fallas, salvo pequeños detalles que siempre hay que ajustar. En la pista se vieron muy buenas actuaciones, muchos récords nacionales, marcas personales y hasta récords de área, ya sea de las categorías mayores como de U23. Lo cual dio una idea de lo complicado que fue para los competidores el acceder a los puestos de medalla.

En el caso de la Argentina podemos decir que fue una gran actuación, donde las mayores alegrías vinieron de la pista. Y no sólo en cuanto a las medallas, sino también en lo que a mejoras en las marcas personales y récords nacionales. El seleccionado nacional cosechó 11 medallas en total, ubicándose en un meritorio tercer lugar del medallero general gracias a sus 5 de oro, 3 de plata y 3 bronces. Lo que se constituye en una de las mejores actuaciones en IberoAmericanos de la selección Argentina de Atletismo.

rio

Resumen de la actuación de los Argentinos en el primer día de competencias

En la etapa inaugural del Campeonato Iberoamericano de Atletismo que se lleva a cabo en el Estadio Olímpico de Engenao y es evento test para los Juegos Río 2016, el equipo de Argentina tuvo un arranque espectacular, dos medallas doradas de Jennifer Dahlgren en martillo y Belén Casetta en 3000 metros con obstáculos, con índice para los Juegos de agosto próximo y una medalla de plata del chubutense Joaquín Arbe en 3000 mil con obstáculos.
Fueron demasiadas emociones en tan poco tiempo, en una mañana espléndida en Río de Janeiro, donde brilló el sol y el estadio Olímpico funcionando “casi” a pleno, pero deslumbrante igual, fue donde los Argentinos fueron protagonistas de la jornada matutina.
La primera medalla dorada para Argentina la consiguió Jennifer Dahlgren, una experimentada en estos campeonatos que ganó la competencia desde el primer tiro. Con sólo cuatro competidoras la prueba se definió en poco tiempo y la Argentina Jennifer Dahlgren se consagró Campeona Iberoamericana con 65,87 metros, seguidas por las brasileñas Anna Pereira de Brasil con 61,42m (mejor marca personal) y Mariana Marcelino con 60,91m.
“Me agoté al ser cuatro competidoras hubo mucho ritmo y había sol así y eso influyó también. Ya con el primer lanzamiento en 63 metros sabía que lo había ganado así que me propuse buscar un poquito más. Al círculo de lanzamiento lo sentí bien, muy rápido, la organización es óptima, todavía con cosas para mejorar pero esperemos se vaya ajustando todo un poco más para los Juegos Olímpicos”, informó Dahlgren.
La atleta destacó que “ llegué a obtener el título en 2014, lo que sentí fue que desde el primer tiro al último tuve una base técnica sólida y eso me da tranquilidad”, dijo la atleta que luego de los Iberoamericanos viajará a Alemania: “ En cuanto a metros me hubiera gustado un poco más, lamentablemente no tuve hoy esa competencia que me empuje, pero hoy mi objetivo era ganar, ahora me voy a Alemania con torneos más fuertes donde voy a encontrar rivales que me permitan encontrar esa aceleración que me hace falta para encontrar las marcas que espero. Mi objetivo es estar en 70 metros en Río de Janeiro e intentar clasificar a la final”.
Belén Casetta aportó la mayor emoción de la mañana, ganó de punta a punta la prueba de 3000 metros con obstáculos y sumó la segunda medalla de oro para el equipo argentino en los Campeonatos Iberoamericanos. Belén cubrió la distancia en 9’42’’93, pulverizando su anterior récord nacional y de la categoría promesas (9’55’’57) y quedando muy cerca del récord sudamericano de promesas (u23) que está en poder de la local Sabine Heitling con 9’41’’22. Casetta logró la hazaña de obtener la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro bajando su registro en una carrera que la tuvo como protagonista. En esas imágenes que perdurarán en la memoria, Casetta concluyó los últimos metros de la carrera con los brazos extendidos y cuando cruzó la meta se inclinó a besar el piso: “Con 21 años cumplí mi sueño me voy a Río a los Juegos con el “Colo” (Mariano Mastromarino) y María de los Angeles Peralta”, ambos clasificados en maratón. Casetta había asistido a los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur en 2010.
Belén fue escoltada, en el podio, por la brasileña Tatiane da Silva (9’46’’86) y la peruana Zulema Arenas (9’56’’04). La rosarina Carolina Lozano venía ocupando la tercera posición en toda la carrera, pero tras el último obstáculo fue superada por la peruana. Lozano empleó una marca de 10’00’’95.
Pero la jornada no dejó de ser fructífera para argentina, el chubutense Joaquín Arbe con 8’40’’21 consiguió su mejor marca y la medalla de plata de sub campeón panamericano, más de lo que había venido a buscar. El ganador y primer medalla dorada para Brasil fue Altobeli Silva con 8’33’’72 y el podio se completó con Ricardo Estremara de Puerto Rico con 8’40’’87, todos con mejor marca personal.
“ Más que felíz era algo inesperado, vení con la posibilidad de mejorar mi registro, pude rematar fuerte en la última vuelta, mejoré mi marca y saqué una medalla, más de lo que esperaba. Es un año muy positivo, quería correr con gente que fuera superior a mí a nivel y la jornada está muy linda con sol”.
Al atleta chubutensele parecía un sueño estar en el Estadio Olímpico “mi vida es complicada yo vivo en Chubut estoy a 2000 kilómetros de Buenos Aires y no hay pista de solado sintético en mi ciudad. El obstáculo es una prueba que la corro me va bien porque tengo fuerza, el que me ve correr pensará que no tengo técnica, en realidad no la entreno como tal. Nunca había corrido en una pista así, te hace acelerar un poco más es un material que me produjo más despegue”.

En la jornada vespertina del Campeonato Iberaomericano los atletas argentinos compitieron en cinco finales obteniendo medallas en tres y llevando la cuenta total a 3 medallas doradas, 1 de plata y 2 bronce para ubicarse en el segundo lugar del medallero. Germán Lauro, con muchas molestias en la espalda, quedó cuarto en lanzamiento de bala y Joaquín Gómez quinto en lanzamiento de martillo. Por su parte Leandro Paris se clasificó a la final en la prueba de 800 logrando su mejor registro personal.
La prueba de los 20 mil metros marcha cerró la jornada en el Engenao con solo cuatro marchistas, tres brasileños y un argentino, Juan Manuel Cano Ceres (clasificado ya a los Juegos Olímpicos) quien se clasificó primero con una marca de 1h27’27’’7. En realidad Cano arribó en el segundo puesto tras el brasilero Caio Bonfim (1h26’40’’7) quien competía fuera del torneo Iberoamericano . En segundo lugar arribó el local Jose Bagio con 1h28’02’’1, mientras otro brasilero, Moacir Zimmerman, fue descalificado.
Una de las medallas de bronce correspondió a la santafesina Valeria Chiaraviglio en el salto con garrocha, al superar en el primer intento los 4,10 metros (había superado 3,90m en el primero) y falló sobre los 4,30m. Compartió el puesto con la brasileña Joana Ribeiro Costa, quien realizó la misma marca y progresión (3,90m y 4,10m en primer intento). Por su parte, la bahiense Daniela Inchausti fue quinta con 3,90 metros.
La ganadora de la prueba fue la local Fabiana Murer con 4,60 metros, quien postergó a la puertorriqueña Diamara Planell, segunda con 4,30 metros. Murer subcampeona mundial brindó un espectáculo a sus compatriotas iniciando su actuación en los 4,40 metros, luego 4,60m y falló sobre 4,70m.
La otra medalla de bronce correspondió a la marplatense Florencia Borelli con 9’10’’79 en los 3000mts llanos, segunda mejor marca nacional de todos los tiempos a sólo 55 centésimas del récord argentino de Rosa Godoy. Florencia se la ¨jugó¨ pasando el primer kilómetro en 3’04’’97, pero no pudo impedir que Muriel Coneo la pasara faltando 3 vueltas. La colombiana Coneo (segunda con 9’04’’79) fue superada en los metros finales por la brasileña Juliana Santos, quien ganó la prueba con un crono de 9’03’’11. Borelli se sintió “muy feliz, no me esperaba estar representando a Argentina en un campeonato tan importante y conseguir mi mejor marca personal. Fui mamá hace un año y no pensé recuperarme tan rápido. Después de entrar en calor cuando entré al estadio tuve una sensación muy fuerte, me dio mucha energía”.
Por su parte el lanzador bonaerense Germán Lauro se clasificó en el cuarto lugar en bala, al lanzar el implemento a 18,95 metros. Fue superado por los brasileños Darlan Romani (primero con 19,67 metros) y William Braido (tercero con 18,96m) y el portugués Marco Fortes, segundo con 19,05 metros, marca lograda en el último intento y que sacó del podio a Lauro.
Germán Lauro estaba visiblemente con mucho dolor en su espalda y cada tiro le significó un tremendo esfuerzo que solo pudo soportar por sus ansias de competencia. “Venía trabajando muy duro estas últimas semanas y hoy (por ayer sábado) me resentí la espalda, no estaba ni para entrar a competir, pero bueno ya estaba acá y era una oportunidad para probar la pista”. Lauro destacó que “mi objetivo está a planteado a tres meses para los Juegos Olímpicos, pero aún así quería competir bien y quise al menos intentarlo”.
Mientras que en su primera actuación en los Campeonatos Iberoamericanos, el lanzador Joaquín Gómez se clasificó en el quinto lugar en martillo con 67,34 metros. El ganador de la prueba fue el brasileño Wagner Domingos con 72,18 metros, siendo escoltado por el costarricense Roberto Sawyers (72,15m) y el brasileño Allan Wolski (71,69m).
En una jornada donde hubo mucho para destacar el sanluiseño Leandro Paris cumplió una actuación sobresaliente en las semifinales de los 800 metros, al ser tercero en la segunda serie con 1’47’’18, su mejor marca personal y la tercera de todos los tiempos en el ranking argentino.

casetrio-1

Resumen de la actuación de los Argentinos en el segundo día de competencias

Gastaldi ganó el decatlón con 7.634 puntos, superando a los locales Alex Soares (7.330pts) y Nicolas Nascimento (7.002pts); mientras que el argentino Guillermo Ruggeri quedó quinto con 6.305 puntos, al no sumar en los 1500 metros, ya que abandonó en los mil metros.
Gastaldi destacó que “es mi pimer medalla en Iberamericanos, fui medalla de bronce en San Fernando 2010. Es una gratificación muy grande que el equipo argentino saque tanta medallas, estamos muy contentos porque el deporte también crece y abre el espacio para que la gente lo pueda ver”.
Por su parte, Rocio Comba se llevó la medalla de bronce en la prueba de disco donde se dieron cita las especialistas del área, con una marca de 56,75 metros. Escoltó en los Iberoamericanos a la chilena Karen Gallardo (oro con 58,84m) y a la local Fernanda Martins (plata con 58,43m).
“Contenta es la mejor marca en lo que va del año, nos ha costado pasito por pasito. Muy satisfecha por la marca y muy felíz por la medalla. Desde 2008 que no sacaba medalla en el Iberoamericano y eso lo hace muy significativo. Nos genera confianza y bienestar para seguir avanzando”, dijo Comba.
Otro argentino que participó en una final fue el saltarín Julián Cherit, quien fue sexto con 7,16 metros. El oriundo de Cacharí, partido de Azul en Buenos Aires, tuvo su primer torneo internacional y no quedó conforme con el registro porque estuvo por debajo de sus mejores marcas, pero valoró mucho su designación.
Mientras que Leandro Paris, disputó la final de los 800 llanos, tras su clasificación con mejor marca de la semifinal. Paris llegó séptimo con 1’51’’53

gastal

Resumen de la actuación de los Argentinos en el tercer día de competencias

En la mañana del lunes, el atleta santafesino conquistó la medalla de oro en el Campeonato Iberoamericano de atletismo que se celebra en el Estadio Olímpico de Engenao y sumó la quinta dorada para Argentina en una actuación que se convertía en histórica.
El santafesino Germán Chiaraviglio se adjudicó la medalla de Oro en la prueba de salto con garrocha con un registro de 5,60 m y se consagró por cuarta vez Campeón Iberoamericano, lo había sido en Ponce 2006, Barquisimeto 2012, San Pablo 2014 y ahora en Río de Janiero 2016. Segundo en el podio fue el brasileño Augusto Dutra de Oliveira con 5,30m y el tercero –también de Brasil- Abel Curtinove con 5,20m.
Germán Chiaraviglio está clasificado a los Juegos Olímpicos de Río desde junio de 2015, cuando superó 5,70m en Lima, marca que elevó a 5,75m con la medalla de plata en los Panamericanos de Canadá.
En la jornada más calurosa y húmeda desde la estadía Argentina en Río, Chiaraviglio tuvo una prueba larga donde al principio no lo sintió tanto porque la prueba arrancó a las nueve de la mañana y aunque siempre tuvo sombra esa parte del Estadio, la humedad se incrementó pasando dos horas de competencia.
Chiaraviglio fue mejorando su rendimiento salto a salto, en una prueba que el definió “un poco rara al principio” porque ninguno nos podíamos acomodar.
El santafesino de 29 años, arrancó la prueba en 5,30m, cuando solo quedaban los dos brasileños en competencia, de los seis que compitieron. Germán cruzó en el segundo intento la marca de 5,30m al igual que Augusto Dutra, mientras que Curtinove sin poder superar la altura se quedaba con el bronce con la altura anterior de 5,20m.
Dutra fue a 5,40m, mientras que Chiaraviglio rehusó y se fue directamente a los 5,50m, una maniobra estratégica cuando ya tenía asegurada la medalla de plata.
El brasileño falló en los tres intentos sobre 5,40m. Germán fue a los 5,50m que superó en el tercer intento para asegurarse por marca la medalla de oro. Siguió en competencia con 5,60m y la superó en el segundo intento. Con la marca de hoy Chiaraviglio iguala su mejor marca el año, ya la había superado en Glasgow (Gran Bretaña) pero bajo techo.
Chiaraviglio pidió 5,71m con la intención de quebrar el récord de campeonato iberoamericano que está en su poder con 5,70m, desde Ponce 2006, altura que finalmente no pudo superar.
Cuarto en la competencia fue Rodolfo Pacho de Ecuador con 5,05m, quinto el santafesino Rubén Benítez con 4,90m y sexto Natan Alas de El salvador con 4,70m.

Por la tarde se iba a dar otra gran actuación argentina la de la rosarina Carolina Lozano, quien quedó segunda con un tiempo de 4’11’’71 nuevo récord nacional absoluto y sudamericano sub-23. La ganadora de la medalla de oro fue la experimentada Muriel Coneo de Colombia con 4’09’’35 y tercera María Pía Fernández de Uruguay con nuevo récord nacional de su país .
“Salió la carrera que quería, fue la revancha, salí muy agresiva desde el inicio, en la anterior –los 3000 metros con obstáculos- salí muy tensionada, pero hoy estaba decidida”. Lozano salió cuarta el sábado en 3000 con obstáculos, también con su mejor marca personal.
La atleta de 20 años –es primer año de la categoría de U23- comentó tras recibir su medalla de plata “es mi primer competencia internacional en mayores, así que muy felíz, porque era lo que había venido buscar y me llevó todo, medalla y récord”.
También en la pista, Florencia Borelli sumaba otra medalla de plata para argentina, la tercera. La marplatense se ubicó segunda en los 5000 llanos con un tiempo de 16’28’’66, detrás de Sara Moreira de Portugal con 15’40’’33 y superando a Jenifer Silva de Brasil con 16’29’’59. De esta forma, Borelli sumó dos medallas en estos Iberoamericanos, tras ganar la de bronce en los 3000 llanos.
Braian Toledo quedó cuarto en la prueba de lanzamiento de jabalina con 78,53 metros, marca que consiguió en el último lanzamiento.
Toledo explicó que la prueba le dejó un gusto agridulce, “hace un mes entrenando, tuve un desgarro en el izquitiobial izquierdo, pasé tres semanas de rehabilitación y recién hace una semana empecé a moverme un poco. Por esta circunstancia no me esperaba un tiro tan bonito, sin esforzarme tanto, sólo me ordené un poco. Quizás si me hubiese soltado antes, pero no me animé, porque en el tercer tiro sentí un poco la pierna y tomé precauciones. Pero la verdad que la de hoy fue mi mejor versión”.
La prueba fue ganada por Arley Ibarguen (Colombia) con 80,98m, segundo fue Jaime Gutierrez (Colombia) con 80,08m y tercero Julio Miranda de Oliveira con 79,02m. Toledo indicó que sin desmerecer a sus rivales, “hubiera podido pelear la medalla de oro, si hubiera estado en mejores condiciones, ya que a principio de año tiré 80.73”.

13256102_10208992590347034_1856469126576424642_n
Resumiendo, la delegación Argentina cumplió una brillante actuación, aún sin las potenciales medallas de Lauro y Toledo. Argentina tuvo en Río de Janeiro una de sus mejores versiones en Campeonatos Iberoamericanos con un total de 11 medallas: 5 de oro, 3 de plata y 3 de bronce.
Argentina ocupaba el segundo lugar del medallero hasta la última prueba: los relevos de 4 x 400 metros, pero Cuba –que llegó primero- fue descalificado y Colombia con récord nacional, sumó el oro, quedando Argentina en el tercer lugar.
Brasil quedó primero con 16 de oro, 17 de plata y 19 de bronce; segundo Colombia con 5 de oro, 5 de plata y 2 de bronce; tercero Argentina con 5 de oro, 3 de plata y 3 de bronce; cuarto Chile 3-2-3, quinto República Dominicana 3-2-2; sexto Uruguay 3-1-2, séptimo Venezuela 3-0-3.

 

 

 

 

Fotos: CADA y Marcelo Szwarcfiter
Compartir..