Condenan a seis años de prisión a Oscar Pistorius por el asesinato de su novia

Condenan a seis años de prisión a Oscar Pistorius por el asesinato de su novia

Impasible, sin mostrar ninguna emoción, más que la de la espera. Nada que ver con la imagen de aquel Pistorius roto y cubierto de lágrimas durante el primer juicio por homicidio. Así ha escuchado Oscar Pistorius la sentencia por el asesinato de su novia. La juez del caso, Thokozile Masipa, ha condenado al deportista a seis años de cárcel por el asesinato de Reeva Steenkamp.

“La pena que impongo al acusado por el asesinato (…) de la difunta Reeva Steenkamp es de seis años de prisión”, leyó la juez del Tribunal de Petroria encargado de juzgar el caso.

El atleta fue condenado inicialmente a cinco años de cárcel por homicidio y pudo pasar a arresto domiciliario en octubre de 2015, pero en diciembre el Tribunal Supremo revisó el caso y elevó el delito cometido al rango de asesinato, lo que implicaba una pena de al menos 15 años de prisión.

En una polémica sentencia, muy criticada en las redes sociales y que no será recurrida por la defensa del campeón paralímpico, la magistrado del Tribunal Sudafricano ha intentado justificar el dictamen que se disponía a leer afirmando que la pena mínima de 15 años que estable la ley del país “no iba a servir para hacer Justicia”. “Una condena larga no va a hacer Justicia”, ha declarado la juez.

Las claves de la sentencia

La juez ha considerado que no se debía aplicar la pena mínima de 15 años al existir factores agravantes y atenuantes, dando más valor a estos últimos:

Los factores atenuantes

  • Pistorius era vulnerable al no llevar sus prótesis el día del asesinato
  • Creyó que la persona del cuarto del baño era un intruso
  • “Inmediatamente tomó medidas para tratar de salvar la vida de la fallecida”
  • La juez cree que él está realmente arrepentido

Los agravantes

  • El atleta utilizó un arma letal, con munición de gran calibre
  • Disparó cuatro veces “a sabiendas” de que había alguien en el cuarto de baño
  • No tomó la precaución de disparar al aire como advertencia

En la sentencia Masipa ha asegurado que el atleta paralímpico “es un buen candidato para la rehabilitación”, a la vez que se ha tenido en cuenta que “intentó salvar la vida de Reeva”, que “ha mostrado arrepentimiento en todo momento” y que se ha disculpado en “numerosas ocasiones”.

De hecho, la juez ha declarado que “cada caso debe ser decidido por sus propios hechos peculiares y se debe tener en cuenta los agravantes y atenuantes de éste”. La magistrada considera que Pistorius realmente estaba convencido de que un intruso había entrado en su casa por el cuarto de baño.

Pistorius, de 29 años, disparó en cuatro ocasiones contra Steenkamp en febrero de 2013, según su defensa tras confundirla con un intruso. El tiroteo tuvo lugar con una puerta de baño de por medio, lo que supuestamente le impedía ver quién estaba al otro lado. según la versión que el atleta dio en el juicio, se despertó al escuchar unos ruidos y, sin colocarse sus prótesis, cogió su arma y acudió al cuarto de baño. Gritó, pero nadie le contestó y disparó matando a su novia que es la que estaba en el aseo.

Además, la juez Masipa ha dictaminado que el caso Pistorius “no es caso de violencia de género” porque no hay ninguna prueba que lo demuestre, ni siquiera, según la sentencia, hay evidencias, como aseguraron testigos de la acusación, de que Pistorius y Reeva discutieran antes de matarla. Sin embargo, expertos aseguran que tampoco hay pruebas de que entrara un intruso en la casa del atleta.

En resumen, la sentencia que ha leído Masipa resuelve que Pistorius pensó que un intruso había entrado en su casa por la ventana del baño y que era una amenaza para él y para su novia. Según el dictamen, Pistorius reaccionó intentando protegerse y proteger a Reeva del presunto ladrón.

La juez ha afirmado que había “razones importantes y convincentes” para obviar de la pena mínima de 15 años por asesinato, poniendo como ejemplo la percepción errónea de que Pistorius quería matar a su novia.

“La vida de los acusados nunca será la misma. Él es un héroe caído … Él no puede estar en paz”, ha asegurado la juez Masipa durante la lectura, en la que también ha asegurado que la irascibilidad del atleta no significa necesariamente que sea una persona violenta”.

 

 

 

Fuente: Diario El Mundo
Compartir..