Correr 21Km con sabor Carioca

Correr 21Km con sabor Carioca

Por Soledad Zongaro

La aventura de correr 21Km en Río de Janeiro no estaba en mis planes. Todo mi entrenamiento estaba basado en competencias de pista y campo a través. Pero invitada por Olympikus Argentina, se hizo realidad una de las premisas de cualquier runner: conocer una nueva ciudad corriendo.

El retiro de kits (Expo Rio Run) se realizó en el Centro de Convenciones SulAmerica y desde la entrada se podía sentir la ansiedad y la alegría característica del lugar. Contingentes enormes, banderas y remeras de distintos running teams, llegados desde todas partes del mundo.

Correr 21Km con sabor Carioca - Factor Running Mujer

Acceder al kit era fácil, a pesar de reunir dos distancias más (42K y Family Run de 6Km), la entrega era muy ágil, se podía cambiar el talle de camiseta e incluso estampar alguna leyenda en ella. El kit incluía una visera y una bolsa para el guardarropas.

Una vez que ya tuve mi dorsal, sólo quedaba preparar todo: zapatillas, reloj y cámara para registrar mi paso por las calles de Río y descansar.

La carrera comenzaba a las 6:45, pero la largada estaba ubicada a casi 16km del hotel, por lo que debíamos salir a las 5:00am. Un desayuno, ¡y a correr!

Cuando llegamos al lugar de la partida, no pude evitar notar el hermoso amanecer que estábamos viviendo, un cielo que iba desde el rojo al violeta. Un clima ideal para correr, casi 20 grados pero soportables. Me ubiqué lo más adelante posible, porque más de 20.000 personas correrían los 21Km.

Correr 21Km con sabor Carioca - Factor Running Mujer

La largada se realizó puntualmente a las 6:45am, tarde casi 40 segundos en pasar el arco, me costó un poco acomodarme en el tiempo (4:30m/km). El recorrido comenzó subiendo por una autopista, una especie de “falso llano”, pero no hubo complicaciones. Casi todo el recorrido nos llevaba al costado del mar, por momentos los únicos sonidos que se escuchaban eran: la olas rompiendo y los pasos de los corredores. Una sinfonía que bailaba al compás del amanecer.

Los kilómetros pasaban y no pesaban. A pesar del terreno un poco ondulado y la brisa del mar, que generalmente deshidrata por su salinidad, esta vez disfrute cada metro del lugar por donde mis piernas me llevaban. Pasamos muchos túneles, algunos tenían música otros solo el repiqueteo de pies y ruido a respiración.

El público alentaba fervorosamente, algunos nos miraban incrédulos como siempre pasa. Otros aplaudían solemnes. Hermoso paisaje, el recorrido sobre el morro, en Leblon, hacía el 10km, también pasamos por una pequeña favela. El mar de testigo siempre.

Hacia el 15km, dejamos la costa para adentrarnos en la ciudad, dejamos Leme para llegar a Botafogo, ya quedaban pocos kilómetros por recorrer. Para mí los más duros… un error en el desayuno me jugó una mala pasada y mi deseo de correr a 4.30 se desinfló hacia el km18… allí fue donde decidí sacar la camarita y filmar mi paso al costado del Pan de Azúcar, con esa bahía hermosa y los veleros anclados. Una postal de ensueño, un cielo azul que no olvidaré.

Desde el Km 20 filme parte del recorrido, feliz por haber culminado otra carrera de 21km, pero también masticando bronca por haber tenido que bajar el ritmo de carrera, Si, soy un bicho competitivo!

Correr 21Km con sabor Carioca - Factor Running Mujer

Vi muchas chicas corriendo, eso me encantó… incluso nos ayudamos con una corredora a transitar cerca de 5km. Muchos grupos de 3 o 4 chicas, corriendo, trotando o caminando juntas. Así se empieza en el mundo del running, compartiendo; para más adelante enamorarte de los entrenos, del sufrimiento y de conocer ciudades a la carrera.

Les recomiendo tener en la bitácora tanto el Medio Maratón como el Maratón de Río de Janeiro y festejar, al final con una rica caipirinha.

Compartir..