Diamond League de Birmingham con Récord Británico incluido

Diamond League de Birmingham con Récord Británico incluido

La racha de triunfos de la colombiana Caterina Ibargüen en triple salto, que estaba próxima a cumplir los cuatro años, se vio interrumpida en la reunión de la Diamond League de Birmingham. El 5 de agosto de 2012, Ibargüen fue segunda tras la kazaja Olga Rypakova en los Juegos Olímpicos de Londres, con 14,80 metros por 14,98m de la vencedora. Desde entonces nadie había conseguido clasificarse por delante la colombiana hasta ahora. Caterina dominaba el concurso con 14,56 metros logrados en el tercer salto pero en su último intento, aprovechando un viento favorable de 1,5 metros por segundo, Rypakova le arrebató el triunfo con 14,61m. Han sido 34 triunfos consecutivos.

Llamó la atención el triunfo en los 100 metros masculinos de Kim Collins que a sus 40 años ha logrado otro triunfo en los 100 metros, con 10s11 y 0,8 m/s de viento en contra, una semana después de correr en 9s93. Collins batió por milésimas al estadounidense Michael Rodgers (10s11) y al británico Chijindu Ujah (10s12).

Por su parte, Mo Farah corrió en la distancia no olímpica de los 3.000 metros y estableció la mejor marca del año y un nuevo récord británico, de 7’32’’62. Corrió en solitario el último kilómetro, dejando atrás en más de 10 segundos al keniano Mathew Kiptanui (7’44’’16). Bethwell Birgen, que había intentado seguir a Mo, terminó quinto con 7’48’’59.

El keniano Asbel Kiprop, tres veces campeón mundial y una olímpico de 1.500mts, rebajó hasta los 3’29’’33 la mejor marca mundial del año, casi tres segundos más rápido que el tiempo que estableció el 6 de mayo en Doha. El marroquí Abelaati Iguider llegó segundo con 3’33’’10 y el neozelandés Nick Willis tercero con 3’34’’29. Manuel Olmedo abandonó.

También en 3.000 m. obstáculos Conseslus Kipruto rebajó la mejor marca mundial de la temporada. La dejó en 8’00’’12, batiendo a sus compatriotas Paul Koech (8’10’’19) y Barnabas Kipyego (8’14’’74). Por su parte David Rudisha, campeón olímpico y plusmarquista mundial de 800, venció en 600 metros con una marca de 1’13’’10, nuevo récord africano.

En 200 metros, el nuevo talento sudafricano André de Grasse surgió en los últimos pasos para arrebatar el triunfo, por una centésima, al panameño Alonso Edward, subcampeón mundial en 2009, con 20s16. La estadounidense English Gardner, con 11s02, batió en 100 metros a la subcampeona mundial, la holandesa Dafne Schippers, que cruzó la meta siete centésimas después, apenas dos por delante de otra estadounidense Tianna Bartoletta.

En 100 m vallas, la estadounidense Kendra Harrison, que ganó el sábado en Roma con 12s24, segunda mejor marca de todos los tiempos, permaneció en la senda victoriosa. Con un registro de 12s45 batió a Brianna Rollins, campeona mundial en 2013, que se quedó en 12s57.

El catarí Mutaz Essah Barshim, segundo en el ránking de todos los tiempos en altura con un salto de 2,43m, venció con 2,37m, mejor marca mundial del año, dos centímetros arriba del estadounidense Erik Kynard.

La cubana Yarisley Silva, actual campeona mundial y subcampeona olímpica de pértiga, estableció un nuevo récord de la Diamond League al imponerse con una marca de 4,84m por delante de la griega Katerina Stefanidi, que hizo récord personal con 4,77m.

La carrera femenina de 5.000 tuvo un podio keniano. La pequeña Vivian Cheruiyot, doble campeona mundial de la distancia y actual subcampeona olímpica, batió con un tiempo de 15’12’’79 a sus compatriotas Mercy Cherono (15’12’’85) y Janet Kisa (15’19’’48).

 

 

 

Fuente: Marca
Compartir..