El ránking más loco y ridículo de la NBC

El ránking más loco y ridículo de la NBC

Jesse Owens encabeza el Top-10 de los mejores deportistas olímpicos de la historia y el waterpolista Manel Estiarte es el único español entre los 100 primeros

Es una locura y una ridiculez hacerlo, como el propio autor del ránking reconoce, pero el prestigioso periodista de la NBC Joe Posnanski se ha atrevido a hacer una lista con los 100 mejores deportistas olímpicos de la historia y además ordenarlos. La lista, en la que sólo aparece un español –el waterpolista Manel Estiarte (76º)–, la encabeza el velocista estadounidense Jesse Owens y seis de los diez primeros deportistas son atletas. Este es su particular Top-10.

 

1. JESSE OWENS (EEUU, Atletismo)

Las cuatro medallas de oro que ganó en los Juegos de Berlín 1936 –incluyendo dos récords mundiales– ante la mirada de Adolf Hitler en pleno apogeo del nazismo son los méritos del atleta afroamericano para ser el número uno. Ganó los 100 y los 200 metros, la longitud y el relevo 4×100 con el equipo estadounidense sobreponiéndose al racismo latente en el escenario de los Juegos y en el de su propio país.

 

2. MICHAEL PHELPS (EEUU, Natación)

Sus 22 medallas olímpicas, 18 de ellas de oro, le han convertido en el deportista más laureado de siempre en los Juegos. Y sus ocho oros en Pekín 2008 con siete récords del mundo han pasado a los anales de la historia olímpica. Argumentos de mucho peso para que el nadador estadounidense sea el número dos de la lista.

 

3. LARISA LATYNINA (URSS, Gimnasia)

La gimnasta nacida en Ucrania y que compitió por la Unión Soviética tiene 18 medallas olímpicas en su palmarés, pero sigue siendo la deportista, hombre o mujer, que más preseas individuales ha ganado en la historia de los Juegos (14). Supera en tres las que logró Michael Phelps, lo que demuestra su grandeza.

 

4. USAIN BOLT (Jamaica, Atletismo)

Dos tripletes de oro consecutivos en pruebas de velocidad (100, 200 y relevos 4×100 metros) en las dos últimas ediciones de los Juegos Olímpicos (Pekín 2008 y Londres 2012), adornados con varios récords del mundo, son los méritos del atleta jamaicano, que aún puede engrandecer su leyenda en Río de Janeiro.

 

5. CARL LEWIS (EEUU, Atletismo)

Con diez medallas olímpicas en cuatro pruebas (100, 200 y 4×100 metros y salto de longitud), nueve de ellas de oro, el velocista estadounidense es otra de las grandes leyendas de los Juegos. Además, tras Jesse Owens en Berlín 1936, es el único atleta que ha logrado cuatro medallas de oro en unos mismos Juegos Olímpicos.

 

6. MARK SPITZ (EEUU, Natación)

Sus siete medallas de oro con siete récords del mundo en los Juegos de Munich 1972 –posteriormente superadas por su compatriota Michael Phelps en Pekín 2008– le convirtieron en un mito olímpico. Cuatro años antes ya había ganado otras cuatro medallas (dos de oro, una de plata y una de bronce) en los Juegos de México 1968.

 

7. PAAVO NURMI (Finlandia, Atletismo)

Otro mito olímpico, que ganó nueve medallas de oro y tres de plata en atletismo y además en pruebas de fondo. Su exhibición en los Juegos de París 1924, donde ganó el título en los 5.000 y los 1.500 metros con apenas una hora de diferencia y con sendos récords olímpicos pasará a los anales de la historia.

 

8. JACKIE JOYNER-KERSEE (EEUU, Atletismo)

Ganó seis medallas olímpicas, tres de ellas de oro, combinando el heptatlón, la prueba más completa del atletismo, con el salto de longitud. El oro que ganó en heptatlón en los Juegos de Seúl 1988 lo adornó con un estratosférico récord del mundo de 7.291 puntos, que aún permanece en las tablas 28 años después.

 

9. NADIA COMANECI (Rumanía, Gimnasia)

Conquistó nueve medallas olímpicas en gimnasia artística, cinco de ellas de oro, pero será recordada para siempre por su perfección. Su clímax llegó en los Juegos de Montreal 1976, donde logró el primer 10 de la historia en las barras asimétricas y puso en un aprieto a la tecnología, ya que el marcador no estaba diseñado para dos dígitos de puntuación.

 

10. FLORENCE GRIFFITH-JOYNER (EEUU, Atletismo)

Dos récords de otro mundo encumbraron su carrera. El 16 de julio de 1988 batió el de 100 metros con 10”49 en los Trials olímpicos de EEUU en Indianápolis y dos meses más tarde, en los Juegos Olímpicos de Seúl, logró el de 200 con 21”34. Ambos siguen siendo las vigentes plusmarcas mundiales.

 

 

 

Fuente: Mundo Deportivo
Compartir..