¿Cómo elegir bien una carrera de trail ? Factores a tener en cuenta

La foto de portada es de Diego Winitzky para Trail Running Argentina.

Siguiendo con la serie de notas que buscan volver a las bases del Trail Running, vamos con una que quizás sea más interesante para quienes deciden dejar la calle y volcarse a este otro tipo de carreras.

Patagonia Run. Foto de la organización.
Patagonia Run. Foto de la organización.

Con la amplia demanda de carreras, crece la oferta. Es algo básico que sucede cualquier tipo de mercado. Esto es así: las carreras son un negocio y nosotros somos los que consumen. Y está perfecto, pero quizás, como corredores, no estemos al tanto de qué es lo que nos ofrecen y a veces nos equivocamos a la hora de elegir. Hay carreras nuevas, viejas, de varias distancias y en todos los terrenos, gracias a la versatilidad de las tierras que tiene nuestro país. Pero, ¿cómo elegir bien una carrera?
A la hora de evaluar la organización de una carrera en la montaña, hay factores que son previsibles y otros que no. Si la carrera se hace siempre en el mismo lugar, en el mismo circuito, y con la suerte de que el clima juegue a favor, probablemente no haya mucho para evaluar más que el precio, el kit de corredor, y todos esos factores que ya pasan más por gusto que otra cosa. Ahora bien, son muy pocas las carreras que manejan esas variantes y están tan pulidas que sólo permiten fijarse en los detalles. Como corredor de Trail que ha tenido más errores que aciertos, lo primero

Kilian Jornet en plena Cavalls del vent 2012. Las inclemencias del tiempo también son para los corredores de elite. Foto TRA.
Kilian Jornet en plena Cavalls del vent 2012. Las inclemencias del tiempo también son para los corredores de elite. Foto TRA.

que aconsejo mirar es el circuito y la altimetría. No es lo mismo una carrera que se desarrolla por debajo de los 2000 MSNM que una que supera los 2500. En altura, el factor climático es mucho menos predecible y, en caso de complicarse, las cosas pueden ponerse muy feas, convirtiendo una experiencia que debería ser placentera, en algo traumático. Hay que estar preparado para enfrentar una tormenta o fuertes vientos en la montaña; el frío es distinto y, más aún, si venís transpirado y en movimiento. Aquí entraría en juego el equipamiento, el entrenamiento y la experiencia en montaña. Ojo, como equipamiento me refiero al que uno es consciente que debe llevar. Si el material obligatorio te permite ir liviano pero desde la largada ves que arriba, en la montaña, está nublado, bueno, tendrías que llevar una campera impermeable. No va a ser culpa de la organización si sufrís mucho frío; uno deber ser consciente, primero, del desafío en el que se está metiendo y de la experiencia que tiene para llevarlo a cabo. Otro detalle es la distancia, por supuesto. Hoy todos hablan livianamente de correr un maratón (42,195k) o un ultramaratón (más de 42k, pero se habla de ultra a partir de 50k) como si fuese salir a dar cuatro vueltas al Rosedal y volver. No señores, hay un montón de pasos previos antes de arrojarse a correr tal distancia en la montaña. Todos saben que ya en la calle es difícil. Imagínense si encima tienen que pechar de 2000 a 3000 metros de desnivel positivo y a alrededor de 2000 metros de altura. No es imposible, por supuesto, con trabajo a consciencia, los objetivos se logran. Pero no vas a ser ningún “salame”, no vas a ser el “goma” del grupo, ni el “flojito”, por correr este año la distancia menor y ver de qué se trata para prepararte para el próximo año e ir allí por la distancia mayor; con 12 meses más de preparación y experiencias previas.

El circuito y la altimetría, factores a evaluar antes de elegir una carrera de trail.
El circuito y la altimetría, factores a evaluar antes de elegir una carrera de trail.

La marcación y la seguridad del circuito son dos aspectos importantes a tener en cuenta también. Nadie quiere perderse, por supuesto, y nadie quiere sentirse solo en la montaña tampoco. Para eso, preparamos una expedición con amigos y no pagamos una inscripción, ¿verdad? Pero todo nuevamente recae en la experiencia. A mayor cantidad de horas en la montaña, mejor sabrás cómo se maneja el cuerpo. Progresivamente, con cuidado y siempre a consciencia. Recuerden que todo es una cuestión de experiencia y elección. A nadie le ponen una pistola en la cabeza para que se anote y que, si la organización tenga alguna falla, sea todo culpa de ellos. No defiendo ni a uno ni a otro, porque a veces sí es todo culpa de quien organiza. Pero primero hay que ser consciente y autocrítico para ver hasta dónde podemos ir, hasta dónde estamos preparados, hasta qué punto tenemos experiencia. Hablar con quien ya ha corrido tal o cual evento puede servir para elegir, pero tampoco es la verdad absoluta. Recuerden que es una cuestión de experiencias y a veces lo que a uno le resulta difícil para otro puede ser muy sencillo y viceversa.. Para que vean que hablo totalmente desde la experiencia, comparto una anécdota corta que retrata claramente lo que quiero remarcar. En 2012, habiendo corrido algunas ultras y ya con un par de años de experiencia en montaña, salí sorteado a Cavalls del Vent (hoy UltraPirineu) fecha final de Copa del Mundo de UltraSkyrunning. Viajé a

Mauricio Pagliacci antes de largar la que iba a ser una de las carreras que más enseñanzas le dejaría.
Mauricio Pagliacci antes de largar la que iba a ser una de las carreras que más enseñanzas le dejaría. Foto TRA

correrla. Nos sorprendió una tormenta en el Pirineo. Largué con el material obligatorio pero no llevé impermeable (no era obligatorio). Me movía a un ritmo más lento que el mío usual, por la lluvia y la nevada. Me comí todos los geles que tenía previstos y me quedé sin comida, frío. Mojado + frío = hipotermia. La organización con los médicos y ambulancias me retiraron. En minutos estaba recuperado porque contaban con los planes y herramientas necearias para recibir a todos los “vivos” como yo que, en un intento de superman, casi quedan tirados en los cima de los Pirineos. Allí entre todo lo malo, la organización respondió bien. Y poco me importó si el kit era bueno o malo, si la remera era de calidad o no, y si la medalla de finisher era bonita. Estaba a salvo y punto. Y fue culpa mía, claro está.

Resumiendo y cerrando, a la hora de elegir sean conscientes. Evalúen las carreras. Evalúen su entrenamiento, los cortes de paso (porque tampoco queremos ir a una carrera para que nos corten a mitad, ¿no?) y luego, recién evalúenlo con el entrenador. Siempre, pero siempre tengan en la cabeza que las carreras de Trail son para disfrutar y que la montaña es la que manda. Nosotros sólo tenemos permiso para darle un paseo y contemplarla mientras corremos.

Disfrutar. De eso se trata la montaña. Foto de organización de Patagonia Run.
Disfrutar. De eso se trata la montaña. Foto de organización de Patagonia Run.
Compartir..