La USADA prepara una investigación a Galen Rupp y Mo Farah

La USADA prepara una investigación a Galen Rupp y Mo Farah

La agencia antidopaje americana hilvana una investigación al Nike Oregon Project que recuerda el proceso que descubrió a Armstrong

Todos conocemos la marca Nike, el gigante norteamericano de ropa deportiva asentada en Oregón. Pero quizás no sea tan conocido uno de sus grandes sueños: devolver a Estados Unidos el dominio que tenía en los 80 en las pruebas atléticas de larga distancia, y en especial en la maratón. Esta pueda ser una descripción del Nike Oregon Project (NOP). Es un grupo de 9 atletas, dirigido por Alberto Salazar, una leyenda deportiva de los EE. UU., ganador de la maratón de Nueva York en tres ocasiones y de la maratón de Boston en otra. Un equipo atlético que ejerce un fuerte dominio en las pruebas de media y larga distancia y al que Nike dota de todos los recursos sin que el dinero sea una preocupación.

Salarios altos

Los atletas de este grupo ganan aproximadamente 200.000 dólares anuales, una cantidad inalcanzable para la mayor parte de los atletas, y probablemente, sus estrellas, Mo Farah y Galen Rupp, superen ampliamente esta cifra. Sus resultados en Río 2016 muestran la fortaleza de este grupo con Matthew Centrowitz ganando los 1.500 m y el británico Mo Farah ganando los 5.000 y los 10.000. Pero la estrella es Galen Rupp, bronce en la maratón de Río, y el elegido para ganar el oro para EE. UU. y para Nike en la maratón de Tokio 2020.

Sin embargo, hace unos días saltaba la noticia de que la agencia antidopaje norteamericana (USADA) notificaba el inicio de un procedimiento por dopaje a Jeffrey Brown, un endocrino que trataba a los atletas del NOP, acusado ahora de violar las normas antidopaje y de conspirar con Salazar para su encubrimiento.

Investigar sin haber positivos

USADA es la agencia que llevó a cabo las investigaciones que terminaron con Marion Jones y Lance Armstrong, otros gigantes del deporte de EE. UU.. Investigaciones realizadas sin necesidad de positivos en controles de dopaje, cocinadas con paciencia y decisión. Y es que las sospechas de dopaje sobre el NOP vienen de lejos y las investigaciones de USADA también.

La confesión de Kupczak

Allan Kupczak, un masajista del NOP entre 2008 y 2011, dijo haber informado a USADA antes de los Juegos de Londres 2012 de sus temores sobre la violación de las normas antidopaje por parte de Salazar. Este masajista afirmaba que él mismo aplicaba en sus masajes a los atletas del NOP un gel de testosterona prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje.

Antiguos atletas del NOP, como Kara Goucher y su marido Adam, acudieron a USADA en el 2015 dispuestos a informar de su experiencia. Kara Goucher abandonó el grupo en 2011 después de 7 años. El motivo de su decisión era la mentalidad de Salazar de ganar a cualquier precio, su voluntad de ignorar las normas antidopaje y los riesgos a los que exponía la salud de sus atletas.

Gel de testosterona

Pero las declaraciones más reveladoras fueron las de Steve Magness, un antiguo ayudante de Salazar en el NOP, realizadas también en junio de 2015 y que parecían confirmar las afirmaciones de Goucher, ampliaba la información sobre Rupp y llegaba a explicar cómo Salazar habría aplicado geles de testosterona a su propio hijo para verificar qué cantidad podría ser detectada en controles antidopaje. Salazar, apoyado por sus estrellas Farah y Rupp, ha negado siempre estas acusaciones.

De la sospecha a la acción

Todas estas informaciones permitieron a USADA iniciar una profunda investigación sobre un grupo sobre el que ya se tenían sospechas. Testimonios, correos electrónicos, informes médicos, solicitud de información al NOP y a Nike… Así se documentó un completo informe de 269 páginas, filtrado por el grupo de hackers ruso Fancy Bears.

Las obstrucciones de la marca

Pero lo más revelador del informe no son las prácticas casi obsesivas de Salazar para incrementar los niveles de testosterona de sus atletas, sino el posicionamiento de Nike, la misma compañía que patrocina el reto de bajar de 2 horas en la maratón. Oficialmente Nike rechaza la utilización de sustancias prohibidas en el deporte. USADA, en el informe filtrado, calificaría la actitud de Nike como evasiva y poco colaborativa.

Notificación a Brown

La notificación realizada al doctor Jeffrey Brown, como ya ocurrió con Marion Jones y Lance Armstrong, parece el inicio de un procedimiento largo y complejo, pero que puede terminar con el sueño de Nike de devolver antiguas glorias al deporte norteamericano en la larga distancia y también con el héroe Farah.

La USADA, un ejemplo

USADA vuelve a dar una lección de integridad, investigando las acusaciones vertidas sobre otro de sus grandes ídolos deportivos y sin temor a poner fin a uno de los sueños de una las mayores compañías deportivas del mundo. No se puede pretender mejorar la sociedad a través del deporte, si el deporte es considerado como mera actividad física o como mero espectáculo. Y esto es lo que hacen las políticas antidopaje y los organismos encargados de ejecutarlas: proteger al deporte de sí mismo.

 

 

 

Fuente: La Voz de Galicia
Compartir..