Los atletas argentinos mas destacados del historial de los Campeonatos Sudamericanos de Atletismo

Los atletas argentinos mas destacados del historial de los Campeonatos Sudamericanos de Atletismo

Si bien la Argentina es uno de los países fundadores de la Confederación Sudamericana -lo que será celebrado el año próximo- su primera participación en el más antiguo campeonato de área del mundo recién se produjo en 1920, en la pista de Ñuñoa (Santiago de Chile). En la edición inaugural del Sudamericano, en 1919, sólo habían participado Chile y Uruguay.

A lo largo de este gran historial, los atletas argentinos cumplieron relevantes actuaciones y estuvieron entre los equipos dominantes hasta fines de la década del 60, cuando Brasil inició su incontenible supremacía.

Entre los hombres, el más exitoso argentino del historial fue el gran fondista Osvaldo Suárez, quien logró once títulos individuales entre 1956 y 1967, en los 5.000 y 10 mil metros llanos, y el medio maratón que estaba incluido en el programa (ahora se realiza anualmente y por separado). El segundo puesto en cuánto a títulos individuales, con 9, es compartido por el legendario Vallerio Vallania (110 con vallas, alto, largo y decathlon desde 1924 hasta 1929), el lanzador de martillo Juan Cerra (entre 1997 y 2011) y el aún vigente Germán Lauro, ganador de esa cantidad de pruebas en bala y disco entre 2006 y 2015.

En el rubro medallas también lidera Suárez con 11 de oro y 2 de plata, Cerra acumuló 9 de oro, 1 de plata y 1 de bronce, y Lauro, 9 de oro y 1 de plata. Pero en cantidad de medallas el máximo ganador fue Juan Carlos Dyrzka quien, durante la década del 60, logró 5 títulos, 6 medallas de plata y 4 de bronce para totalizar 15, incluyendo allí sus cuatro conquistas en los 400 metros vallas. Desde su último triunfo (Lima 1971), ningún otro argentino pudo volver al podio de esta atractiva disciplina, algo que ahora Guillermo Ruggeri tratará de quebrar.

Entre las damas, las dos máximas ganadoras de títulos individuales datan de la década del 40: la subcampeona olímpica de salto en largo Noemí Simonetto y la lanzadora -también finalista olímpica- Ingeborg Mello. Simonetto ganó pruebas de 100, 80 con vallas y largo entre 1941 y 1947, totalizando 7 victorias, mientras Mello fue campeona de bala y disco. Si incluimos los relevos, las máximas ganadoras fueron Simonetto (11 títulos) y la mejor velocista de nuestro historial, Beatriz Allocco (8 títulos en la década del 70).

En cuánto a la cantidad de medallas, también son ellas las máximas “coleccionistas”: Simonetto acumuló 17 (11, 3 y 3), Alocco 11 (8, 2 y 1) y Mello 15 (7, 3 y 5).

 

 

 

Fuente: CADA
Compartir..