El maratón de Tokyo por dentro y por fuera

En su columna de cada lunes, Damián Cáceres desarrolla la reciente edición del maratón de Tokyo. El domingo 22 de febrero 36000 personas participaron de esta carrera que desde 2012 entró en el selecto grupo de las World Marathon Majors.

Con 304.000 preinscriptos, Tokyo se ha convertido en un nuevo punto de reunión de corredores de todo el mundo. Uno de ellos fue el secretario de redacción del diario La Nación, Daniel Arcucci. El padrino de Factor Running corrió esta novena edición del major asiático y compartió su experiencia como atleta amateur extranjero y como periodista.

Los ganadores de esta edición fueron dos etíopes: Endeshaw Negesse con 2:06:00, superó por 33 segundos al ugandés Stephen Kipotrich y el defensor del título, Dickson Chumba, quedó tercero.
Entre las mujeres, Birhane Dibaba quedó primera con 2:23:14, superando a Helah Kiprop (2:24:03) y a la campeona olímpica Tiki Gelana (2:24:26)

Un poco de historia

El primer maratón de Tokyo se corrió en 2007, con el disparo inaugural del gobernador de ese momento: Shintaro Ishihara. A pesar de ser un maratón sin precedentes en Japón, tuvo un total de 30.000 corredores que atravesaron una ciudad que, por siete horas, no tuvo tránsito vehicular. El recorrido comenzó en la casa de gobierno metropolitana de Tokyo y finalizó en el Tokyo Big Sight. Fue diseñado con extremo cuidado para no interrumpir la movilidad del transporte público y no se modificó desde aquella primera edición. Además, es lo que ha permitido que 1,7 millones de espectadores se acerquen a alentar a los corredores el día de la competencia, hecho que remarcan todos los que alguna vez fueron parte de este maratón.

Es de destacar la hospitalidad del TEAM SMILE (equipo sonrisa), formado por los voluntarios. Alrededor de 10.000 voluntarios se movilizan cada año. Para ser parte de este  equipo tienen que realizar un curso de entrenamiento dictado por voluntarios veteranos. De esta manera garantizan que el nivel de hospitalidad se mantenga o incremente con el paso de los años. Sus actividades (recibir a los corredores que pasan la línea de meta con una sonrisa, colocarles la medalla, darles palabras de aliento, llevar las pertenencias de 36.000 corredores desde el punto de largada hasta la meta, etc) brindan el mejor escenario para los corredores.

Hay tres elementos que se combinan el día del maratón y por este motivo lo llaman “The Day We Unite” (el día en que nos unimos): los corredores aportan la alegría de correr; los voluntarios, el orgullo de ayudar; y los espectadores, el placer de alentar.

Se requieren aproximadamente 850.000 bebidas, 100.000 bananas, 1.000 baños públicos, 15 puestos de primeros auxilios y 45 camiones para transportar las pertenencias de los corredores.

En 2007 hubo 30.000 corredores: 25.000 corrieron los 42k y 5.000 optaron por los 10k.
Ya en 2012 hubo 36.000 corredores: 35.500 corrieron los 42k y 500 solamente, los 10k.

Desde 2013, aplican más de 300.000 personas al maratón, con una posibilidad de ser elegidos que es menor a 1 en 10.

En 2010 el comité organizativo a cargo del maratón de Tokyo se disolvió y se creó la Fundación del Maratón de Tokyo, para gestionar la carrera de una manera consistente y garantizar así su creciendo. Fue el primer maratón de Japón que fue organizado por una fundación.

Fuente: worldmarathonmajors.com

El audio completo con la entrevista a Daniel Arcucci, aquí

Compartir..