“Un maratón ayuda a que la mente se fortalezca”

“Un maratón ayuda a que la mente se fortalezca”

Por Gabriela Carrillo

El pasado domingo 2 de abril, Mabel Vera (36 años) debutó en la distancia de 42 kilómetros en la Maratón de Santiago de Chile. Mabel es madre de dos niñas de 11 y 3 años y trabaja en administración y transacciones bancarias. Nuestra protagonista confiesa que compatibilizar la familia y el trabajo con su preparación, no fue un impedimento para superar una de las pruebas más desafiantes del running. Su experiencia nos habla de que cuando logras vencer una prueba tan difícil como es un Maratón, aprendes también a lidiar con otro tipo de desafíos en la vida.

¿Por qué te decidiste a correr Maratón?
He participado muchas veces en competencias de 5 km y 10 km, logrando en varias oportunidades subir al pódium a recibir alguna medalla. Después de mi participación en los 21 km del Maratón Internacional de Viña de Mar del 2016, donde salí novena en mi categoría, sentí que ya estaba bueno de estar corriendo 21 km, y que debía cambiar mi objetivo por los 42 km. Creo que toda mi vida he estado esperando correr los 42 km, algo en mi corazón y cabeza me decía que ahora era el momento de realizar la gran prueba.

¿Cómo te preparaste?
Mi preparación física, técnica de carrera y plan de entrenamiento fue guiada por mi entrenador, que es uno de los entrenadores de Santiago Runners Club, grupo con el cual entreno actualmente. El plan de entrenamiento específico empezó en diciembre 2016 con series en pistas, preparación física y un incremento progresivo en la carga de kilómetros. El volumen promedio de kilómetros a la semana oscilaba entre 90 y 120 km. En las últimas semanas hacíamos jornada doble los martes y jueves, e incorporábamos el miércoles en la mañana. Los lunes siempre era sagrado descansar para recuperarse y regenerarse.

¿Qué fue lo más difícil en esta preparación?
Hay varios aspectos difíciles de la preparación, aunque no muy relacionados con la carrera en sí. Por ejemplo, compatibilizar la familia y el entrenamiento. Tengo dos hijas, y durante mis ausencias, conté con el apoyo tanto de mis padres, como de los abuelos y el papá. También entrenar sola en las mañanas fue un tema complejo. Salir a correr a las 5AM cuando está oscuro es peligroso en cualquier lugar del mundo, en especial para una mujer. De la misma manera, la distancia desde mi casa al punto de encuentro de los entrenamientos, ya que son casi 2 horas de viaje, haciendo 3 transbordo de autobuses. Igual debo confesar que la alimentación fue otro punto porque me encantan los pasteles y dulces, y debí resistir la tentación cuando habían cosas ricas en casa. Sin embargo, nunca perdí esa batalla y logré mantener mi peso apropiadamente.

LEE AQUÍ MÁS NOTICIAS que te interesan si eres corredora

¿En qué cosas te ayudó la preparación del Maratón?
¡Corriendo me siento feliz! La liberación de endorfinas es fantástica, me siento bien físicamente, me veo linda y proyecto felicidad. Emocionalmente me siento relajada. Quiero que esto sea un ejemplo para mis hijas, que vean en mí que se puede luchar por lo que a uno le gusta, pese a las dificultades que puedan encontrar en el camino. Les hace muy bien a ellas ver que cuando perseveras en algo, puedes lograr lo que sea. Cuando entrenas maratón, se aprende a comer saludable, a descansar apropiadamente, a querer tu cuerpo y a respetarlo.

¿Qué esperas de esta experiencia maratoniana?
Cuando empecé a entrenar Maratón, primero que todo quería terminar dignamente la carrera dentro del tiempo que me fijó como meta mi entrenador, sin lesiones, superar el famoso muro del kilómetro 30 del que todo el mundo habla. Después de 4 meses de entrenamiento, mi visión fue otra, quiero lograr un buen tiempo que me permita clasificar de manera directa a alguna de las 6 grandes maratones del mundo. También aspiro a llegar entre las 10 primeras chilenas de mi categoría. Quiero demostrar en esta maratón que tengo las condiciones para hacer de esta maratón la primera de muchas más que vendrán con buenos resultados.

¿Qué consejos le darías a otras chicas que les gustaría correr en Maratón pero que aún no se atreven?
No soy mucho de dar consejos, aunque siempre me están preguntando ¿Y tú, cómo lo haces? Yo les diría simplemente que se atrevan a vencer sus temores y lo hagan, a conocer los límites de su mente y cuerpo, en particular los de la mente, que se fatiga mucho antes que el cuerpo. Pero no sólo el atreverse por hacerlo, deben prepararse apropiadamente, atreverse a entrenar Maratón de manera rigurosa y responsable, ya es un gran paso.
Esta es una prueba muy difícil, y cuando la vences, aprendes a vencer otro tipo de desafíos personales, laborales, o en otros deportes, en la vida. La maratón ayuda a que la mente se fortalezca, ya no ves la vida con los mismos ojos, es como entrar en Matrix y ver la vida de otra manera, con una visión más holística.


Gabriela Carrillo - Staff Factor Running Mujer

 

Si quieres conocer un poco más a nuestra colaboradora Gabriela Carrillo (chilena viviendo en Madrid), puedes entrar a su cuenta de Instagram y Twitter.